Datos personales

Es una asociación-Sociocultural que nace para difundir y recopilar la Historia de Tarifa.Esta la hacemos entre todos. Nuestra dirección es: baluarte-tarifa@hotmail.com Estamos trabajando en una página oficial para Baluarte. De momento este es un blog vinculadO a ella y con artíiculos firmados personalmente.

martes, 27 de octubre de 2009

OFICIOS TARIFEÑOS: LOS ARRIEROS


Los arrieros: durante siglos fue un oficio muy normal para comerciar con las mercancías de un lugar a otro. También con reatas de caballerías a ferias y mercados para su venta. Tenían fama de bebedores si que en las posadas corría el vino con abundancia y se corrían buenas bromas con las chicas que atendían estos establecimientos que en este mundo de hombres estaban curadas de espanto, consecuencia lógica de catar el vino generosamente, se les soltaba la lengua y echaban votos y reniegos.
Al que le gustaba correr mundo y aventuras el oficio de arriero le quedaba ni pintado
Aunque era duro por que haga frió o calor con lluvia o nieve, andar siempre por los caminos, a veces ni eran seguros ni cómodos.
Hoy en día por ejemplo los camioneros son los que han sustituido a estos arrieros con sus enormes cargas de toda clase de mercancías, los aviones de carga, los barcos.
Entonces ni habia radio, ni televisión, ni teléfono móvil pero salían los hombres a trabajar con las alforjas o el zurrón siempre con la bota de vino, Tampoco existía la cerveza, pero a todo el que pasaba por el tajo se le ofrecían un trago y entablaban conversación, y al tiempo descansaban un poquito y se hacían amigos, a veces era gente que ni se conocían pero ese compañerismo que existía con la bota era muy bonito. Se valoraba el tiempo como ahora la gente vivía con mas tranquilidad y hoy las prisas son mas corrientes y siempre mirando la hora.

lunes, 26 de octubre de 2009

EFEMÉRIDES TARIFEÑAS DE 1989. Parte I Y Parte II. MAS EXTENSA


Por:Francisco Javier Terán Reyes. Parte I. Mas extensa que La Publiación de la revista de estudios Tarifeños Aljaranda 74

Las curiosidades históricas, nos inunda un denso anecdotario que, ordenado cronológicamente nos hacen vivir la historia de Tarifa.
Debemos a don Miguel de Unamuno el concepto de intrahistoria, que como voz aceptada por nuestra Real Academia Española, viene a “…designar la vida tradicional que sirve de fondo permanente a la historia combatiente y visible.”
Descontextualizando la frase puede tomarse desde lo que hasta poco se consideraban como anécdotas de la vida cotidiana, pero que ahora comienza a tomar el rango de historia local.
La intrahistoria viene a convertirse en la sucesión de hechos transcendentes a una comunidad que, de una forma u otra, se conectan con sucesos que rebasan la propia historia. Porque en realidad las historias locales dan la clave de interpretación a la Historia general.
Es por ello que en esta ocasión, simplemente esbozo noticias, sucesos, que pasaron en nuestra ciudad a lo largo de 1989, que a buen seguro, servirá como recordatorio y refresco de nuestra memoria, hace ahora 20 años.


HACE AHORA 20 AÑOS

El 1 de Enero de 1989 Con motivo de la misa de primero de años celebrada en la Ermita de la Luz, se estrenaron 50 sillas que se compraron de oferta a Alfonso Quintero “El Pijolín” a 1000 pesetas cada una, ascendiendo a una totalidad de 50.000 pesetas. Era Hermano Mayor entonces José Pérez Chico.

El 5 de Enero de 1989 La cabalgata de Reyes resultó brillantísima. Salieron 8 carrozas desde la antigua Fábrica de Feria, y al llegar al castillo de los Guzmanes se unieron sus majestades los reyes de oriente, que salieron desde el mismo. Una gran hoguera, personas con bengalas y una gran estrella con fuegos y bengalas relucientes que salía de la puerta del Castillo en movimiento, arrancó los aplausos del numerosísimo publico allí congregado.
Luego estas mismas carrozas se llevaron a Tahivilla para salir allí la misma cabalgata, ya que los tractores eran de Tahivilla, propiedad de Antonio Jorge Gutiérrez Pérez y otros.

En Pleno Extraordinario del 16-3-89, se acuerda nombrar hija adoptiva de Tarifa a Emilia Yolanda Bravo Palacios (Comadrona de la ciudad y esposa de Juan Gil Santamaría).
Fue pregonero del Carnaval de Tarifa en 1989, Manuel Rocha Cendón .
En 1989 la Consejería de Medio Ambiente, por medio de la Ley 4/1989, de 27 de marzo, de Conservación de los Espacios Naturales y de la Flora y Fauna Silvestres y la Ley 2/1989, de 18 de julio, se aprueba el inventario de Espacios Naturales Protegidos de Andalucía, creándose el Paraje Natural de Los Lances.

En Abril de 1989, un grupo de feligreses en Facinas capitaneado por mujeres con inquietudes por mejorar todo cuanto atañe a sus costumbres y tradiciones se propusieron crear la asociación parroquial que lleva el nombre de la patrona Divina Pastora.

El 13-5-89. En el Santuario de la Virgen de la Luz, por primera vez que se sepa, anidan las cigüeñas en la cúpula del altar mayor.

El Viernes 18-5-89 se celebró en el Santuario de la Luz, una boda de un judío, de Gibraltar. Antes se convierte al cristianismo.

El Día 6 Junio de 1989 (Martes), cumplía 100 años Josefa Grosso Miranda (Pepita la del teléfono) y el Domingo 11 de Junio se celebraba en el Asilo de San José su centenario, donde estaba asilada. Para ello, sus compañeras le prepararon una merienda con una tarta con el número cien.

El 7-6-89, Comienzan las pruebas del trasbordador Rolón-Platé de la Cia. Flevasa, que haría el servicio Ceuta-Tarifa, Tarifa-Ceuta; Tarifa-Tánger y Tánger-Tarifa, desde el muelle del Santo

El día 15 de Junio del 89, (Jueves). Se celebraron las elecciones al Parlamento Europeo.

El día 21-6-89. Se ahorca, en la torre de Zafer, José Piñatel Martínez.

En Junio de 1989, la Junta de Andalucía declaró como protegidas más de 60.000 hectáreas de la comarca. Acababa de nacer el Parque Natural de Los Alcornocales , aglutinando fincas de Los Barrios, Tarifa, Algeciras, Castellar y Jimena. Los Alcornocales, considerado como la última selva mediterránea, venía a sumarse a los parajes naturales de las marismas del río Palmones (58 hectáreas) y Los Lances (Tarifa).

El Jueves 17-8-89, a las 3:21 de la madrugada, comienza un eclipse total de Luna, tuvo su máximo esplendor a las 4:23 minutos.

El 19-8-89. Yolanda Bravo Palacios (Comadrona) recibe una cena Homenaje.
Ello ocurrió a las 21:30 horas en el mítico restaurante “Rincón de Manolo”.

PARTE II
Un Lunes 21-8-89 se coloca una cancela en la calle San Juan (Junto a la residencia de Oficiales y a espalda del antiguo colegio de la Ranita, actual Miguel de Cervantes) y se tapia la entrada de la otra calle (a la derecha del Colegio y fachada). Todo ello lo tapió Chan Castro.
La misma operación ocurriría en la Calle Pozo.

El Sábado 2-9-89 se dio el pregón de Feria en el Paseo de la Alameda: El pregonero entonces fue Cristóbal Delgado Gómez; y como Presentador de tal evento Jesús Terán Gil.

El Domingo 3-9-89. Impresionante llegada de la Patrona al pueblo. Sin cabalgata, debido a la Peste Equina.
Vienen los jinetes, de corto y a pie, acompañando a la Virgen de la Luz. Hasta tres generaciones acompañan a su virgen, abuelos, padres e hijos, como ejemplos ( Benito Flores, Antonio Serrano Castro, Fernando Parada Gómez), y emocionante palabras del padre Aquiles López Muñoz en la Salutación (75 años de Cabalgata y 200 años que viene la Virgen.)


En 1989 el término municipal contaba con su principal parque eólico en la zona de El Cabrito, formado por diez aerogeneradores de 30 kilovatios de potencia nominal. 20 años después, Tarifa y Los Barrios son los dos grandes centros de producción eólica. La evolución tecnológica de las últimas dos décadas hace que los molinos instalados en la comarca tengan 2.300 kilovatios de potencia nominal, 76 veces más que los operativos en 1989 en Tarifa.


En 1989 se inaugura el restaurante el Ancla. Concretamente un 28 de Febrero, día de Andalucía.
Antiguamente era una nave donde se construían pequeños barcos de pesca, en su origen la familia Blanco dirigía estos astilleros donde los calafateadores hacían su trabajo sobre las naves al impermeabilizar las juntas de las maderas, cerrándolas con estopa y brea.
Serán los tres hermanos: Juan, Carlos, Miguel y Manolo Blanco Morales quienes en 1989 remodelan la nave, para convertirla en bar de pescadores.
Se crea en 1989 el Conjunto Arqueológico de Baelo Claudia, aunque desde 1925 era Monumento Histórico Nacional.
Desde 1989 La Escuela Hispalense enseña español para extranjeros en Tarifa.


En los años 1989 y 1990 no se coronaron reinas en la feria y fiestas de Tahivilla

Las rachas de viento alcanzan velocidades considerables. El más alto registro en Tarifa en los últimos cuarenta años se tuvo en el año 1989, cuando en el mes de diciembre hubo rachas de viento de levante de 166 kilómetros por hora.

El 4-9-89 llueve en Tarifa a las 1:58 de la madrugada con cierta intensidad, durante un par de horas

Ese mismo Lunes por la noche comenzó el ciclo de conferencias Taurinas, enmarcado dentro de la celebración del Centenario de nuestra Plaza de toros. Estas conferencias se celebraron en el museo Municipal en la Plaza de Santa María. Para ello se ofrecieron una Exposición de cartelería Nacional (Propiedad de Pepe Sánchez de Sevilla. Con una colección de 9000 carteles de toros en Tarifa aunque sólo se expusieron 44) y en la sala contigua, al entrar, a la derecha, había una exposición de fotos y programas locales, cedidos por varias familias tarifeñas.
El acto fue presentado por Jesús Terán Gil y se inició el Primer Pregón taurino por el crítico taurino de Juan Belmonte.
Después se ofreció al público allí existente una copa de vino Tío Mateo (aunque la gente le decía Fino Maruja) donado por Terry y además se ofreció conservas de atún y filetes de caballas, de las fábricas locales: Piñero y Diaz y la Tarifeña (Los tres días que duró el ciclo).

Ya el Martes 5 del mismo mes, a las 21:30 se dio la Conferencia del catedrático Cirujano y campeón de España en Acoso y derribo, don Mariano Zumel (hijo), titulada “Toros y caballos”.
Ese miércoles se presentó al crítico taurino Cresencio Tores que llevó a cabo la presentación de Grabiela Ortega. Rapsoda que dio un gran recital.

El Domingo 10-9-89, a las 6 de la tarde se dio la esperada gran corrida de toros del Centenario, para ello se lidiaron 6 toros de la ganadería de Carlos Núñez.
Para Pepe Luís Vázquez se dio bronca en sus dos toros; para Pedro Castillo se dieron dos orejas y rabo en cada toro y Fernando Cepeda obtuvo dos orejas y dos orejas y rabo.
Paso un hecho curioso. Después de picarse el primer toro, el cual tiró al caballo con Miguel Reina en dos ocasiones, los picadores no volvieron a salir. La cuadrilla de Pepe Luís Vázquez, se negó a banderillear, Ya que decían que los toros salían picados desde los toriles. Así, Pepe Luís Vázquez, director de lidia, se marchó sin pedir permiso.

A final del año 1989 se quitaron las dos filas de Eucaliptos de nuestro Santuario de la Virgen de la Luz.

Para terminar aun resopla en nuestra memoria el 31 de Diciembre, un día lluvioso y final de año, donde los extranjeros y gamberros destrozan el buen aspecto de nuestra calzada tarifeña. Esa noche se llenó de naranjas y de botellas de cava rotas. Todo ello ocurrió porque los naranjos estaban cargados de frutos y no se le ocurrió otra cosa a los de allí congregados para celebrar el nuevo año, que destrozar lamentablemente los naranjos, ensuciando notablemente nuestro bello centro del pueblo.
Hasta aquí tan sólo unas pinceladas de lo que nos deparó el año de 1989 en Tarifa

Bibliografías:

TERAN GIL, Jesús: “Apuntes históricos sobre la Patrona Tarifeña” Aljaranda 10 (1993).

Archivo particular del Cronista Oficial de Tarifa: Jesús Terán Gil. Dietarios y notas.

SAN MATEO CON ASPECTO DE CATEDRAL


Ya Alfonso XIII, cuando estuvo de visita en nuestra ciudad y admiró nuestra iglesia, la catalogó de apariencia como si de una catedral se tratase.
Y es que vean, no es para menos.
Excelente fotografia tomada de un fotolog, de un excelente fotógrafo.

jueves, 22 de octubre de 2009

RECUERDOS DE MI GENERACIÓN (Otra Parte)


Por: Francisco Javier Terán Reyes

Nuestro primer chándal era azul marino con franjas blancas en la manga y nuestras primeras zapatillas de marca las tuvimos pasados los 10 años (Esas J'hayber!). Entramos al colegio cuando el 1 de noviembre era el día de Todos los Santos y no Halloween, cuando todavía se podía repetir curso. Fuimos los últimos en hacer BUP y COU.
Vimos caer el muro de Berlín, abrir la verja de Gibraltar y a Boris Yeltsin borracho tocarle el culo a una secretaria; los de nuestra generación fueron a la guerra (Bosnia, etc.) cosa que nuestros padres no hicieron; gritamos OTAN no! bases fuera!, sin saber muy bien qué significaba y nos enteramos de golpe un 11 de septiembre. Aprendimos a programar el vídeo antes que nadie, jugamos con el Spectrum (lo que tardaba un juego en cargar, con ese pitito), Estábamos siempre al aire libre, corriendo y jugando. Saltabamos al cementerio, paseábamos por el Olivar y construíamos nuestras casetas de madera.
Andábamos en bicicleta sin casco, ni protectores para rodillas ni codos, le poníamos una botella vacía de plástico en la rueda de atrás y parecía una moto (famosas las motoretas enormes o las BH). Nos abríamos la cabeza jugando a guerras de piedras y no pasaba nada, eran cosas de niños y se curaban con mercromina (roja) y unos puntos y al día siguiente todos contentos. Los columpios eran de metal y con esquinas en pico. Salíamos de casa por la mañana, jugábamos todo el día y solo volvíamos cuando se encendían las luces. As, no era raro que todos tuviésemos parches en el chándal por estar habitualmente todo el día tirado.
Recuerdo las modas de los juegos de entonces.
Llegaba el tiempo del trompo, y lo pintábamos con esmaltes de uñas, para proteger nuestro trompo de otro, le colocábamos chinchetas y los más agudos, para destrozar trompos le cambiaban la punta por una de punta de caballo, o a lo sumo una puntilla que se cortaba y se esperaba al afilador para que la dejase con tanta finura capaz de destrozar cualquier trompo. Entonces si alguien iba a una barriada y te cogían el trompo pintado, se decía: “Trompò pintao al tejao” y te lo embarcaban.
Otra moda fue la de las chapas; los tirachinos; el yoyo master y las pistolas de cohetes. Esos cohetes rojos que venían como una arandelita circular y que se metía directamente en la pistola.
Los más osados fabricaban sus bombas, con amoniaco, una bola de papel “arbal” y una botella de plástico.
Pero realmente el juego más aposianante era las bolas, las canicas. Se jugaba al cribi y no era raro escuchar a los niños decir “nokilimpio o nokisucio”; “cuarto y mitad” (noki=toque). Recuerdo esas bolas chinas, esas bolas de hueso, los bombos y sobretodo los aceritos, que destrozaban con su golpe cualquier bombo. Recuerdo que los crios nos tirábamos por las cuestas con los monopatines (que entonces no eran skate), eran los “sancheski” naranjas con ruedas negras que acumulaban toda la mierda de la calle y llegaban a frenar considerablemente su vuelo.
Muchos son los bares y establecimientos que marcaron mi infancia y juventud en Tarifa. Tan sólo aquí una pequeña pincelada de algunos.
Aun existen personas que huelen a morena frita o atún en amarillo al pasar por el callejón de la Esperanza,. Me refiero al bar de Celaje. Ese bar del Solera cuyo nombre redacta a la perfección su clientela, ahí por Batalla del Salado. El famosos bar taurino de Antonio Rodríguez , allá en la curva, que ¡vaya curva!(que oscuro e inmenso me parecía entonces); El bar Cádiz, ahí al principio de la calle de la Luz, enfrente de la pastelería la Tarifeña. Bar que recuerdo yo que después su hijo Ramón puso un videoclub y más tarde un establecimiento de chuchearías.
Ya que hablamos de videoclub, uno muy famoso fue el Dakota. ¡Anda que no había cola ni ná para coger o alquilar karate Kid!.
Ya bajando bar el Estrecho, el de “Reyes y Gonzalo”. ¡Vaya combinados, vaya sabor y olor a ensalada de Mayonesa!. En frente pues, el Coto “due chicharrón, o esos chorizitos asaos con alcohol”.
Y no era de extrañar que nuestras madres se juntara un poco de saliva en un papel, o en un pañuelo o en la misma mano para limpiarnos los churretes. No se si éramos más inocentes que ahora, pero algunos creíamos que si nos tragábamos un chicle nuestras tripas se quedarían pegadas. Algunos nos creíamos que el mundo acabaría en el 2000 o que los coches y hombres irían volando. Algunos nos creíamos que si poníamos los ojos "vizcos" podíamos quedarnos así para siempre, fundamentalmente si pasaba una mosca. Fuera como fuese creo que es importante que otros conozcan como se vivía entonces, que tal vez no fuese muy diferente de cómo se vive ahora ..o si? .

viernes, 16 de octubre de 2009

SABIAS QUE AL TALADRO SE LE DECIA GUARRITO?


Eran los tiempos del estraperlo y en Gibraltar se compraban unos taladros que se llamaban "WARRINGTON"
La sabiduria gaditana y tarifeña bautizo al WARRINGTON o GUARRINTON, GUARRITON y finalmente como "GUARRITO"

ESTO TAMBIEN ES TARIFA


si esto es Tambien Tarifa es......
..................................
..................................
La isla de Las Palomas, en Tarifa (Cádiz), es un enclave natural situado en la punta más meridional de España que está catalogado como Reserva de la Biosfera y es parte esencial del Parque Natural del Estrecho.

Mitos de Mi Infancia. Part.I


Recuerdo algunas cosillas que nos decian nuestra madre fundamentalmente. A ver que os parece:(Si os animais podeis escribir algun comentario con recuerdos y enriquecer este pequeñisimo articulito))

Si me salían manchitas blancas en las uñas era porque decía mentiras.
Para que dejara de llover tenía que hacer una cruz de sal o poner un vaso con agua bocabajo.
Cuando llovía era porque Dios estaba triste y si estaba enojado habían truenos y relámpagos.
Si me tragaba el chicle se me iban a "pegar las tripas".
Si se caia un bollo, un trozo de pan, o nuestra merienda al suelo, le dabamos un besito y ya nos lo podiamos comer.(vaya medida de higiene)
Al pasar por la calle de la Luz, concretamente por el mosaico de nuestra virgen. Habia que presinarse.
Cuatro angelitos tiene mi cama, antes de acostarnos.
El mundo nos creiamos que se acabaría en el año 2000
Si te salia un orzuelo en el ojo, habia que poner una montañita de piedras en el suelo, en la calle y a esperar que pasase otro y le diera. Entonces dicen que se le pasaba a él y se te quitaba a tí.
Supersticiones: Un paraguas abierto dentro de la casa , no.Cuidado con un gato negro.
Si nos portabamos mal vendría el hombre del saco.
Si ponía los ojos "vizcos" podía quedarme así para siempre, fundamentalmente si pasaba una mosca.
Para que no orinasemos en la piscina me dijeron que, en algunas, había un líquido de color qamarillo o verde que tintaba el agua alrededor de quien orinaba, lo que te ponía en evidencia si te hacías encima.
Que me habían recogido de unos gitanos que nos abandonaron.
No podiamos coger golondrinas con la mano porque nos saldrian golondrinos en las axilas(una especie de vultos que imitaban sus nidos).
Lo peor era que te pegaran un chicle al pelo.
Que la ultima cucharada de comida era la que engordaba.

jueves, 15 de octubre de 2009

EL NO-DO

Que recuerdos!!! Siempre antes de cualquier película en el matiné, la cabecera del No-Do. En España no hay nadie mayor de treinta años que ignore lo que fue el No-Do o desconozca su banda sonora. El Noticiero Documental fue un programa informativo, auspiciado y controlado por el régimen franquista, que se vio en los cines de forma obligatoria, inapelable- desde 1941
videoEste Video es Impresionante, es publicidad pero veanlo....
video

miércoles, 14 de octubre de 2009

martes, 6 de octubre de 2009

A LOS DE MI GENERACIÓN . Part. II (dedicado a mi amigo del alma Momo, Vanesa y Hugito)


Mi generación, fue una generación televisiva. Me acuerdo de programas que marcaron nuestra época: Como Tocata; Aplauso; Horacio pinchadiscos; Plastic; la Bola de Cristal con su Planeta Imaginario y el indiscutible programa de Felix de la Fuente, el Hombre y la Tierra. Para dormir nos acostábamos con Casimiro, pero la serie que nos marcó y nos impacto de verdad fue V. Era espléndido y sorprendente ver a Diana comiéndose esa gran rata . (fue cuando nos dimos cuenta que comían animales y tal vez, por que no, humanos) Al día siguiente en Tarifa, todos los niños imitábamos a los lagartos de V comiéndonos gominolas de ratoncitos blancos.
.Los dibujitos de Érase una vez el Hombre y Ruiz el pequeño Cid, el osito Micha; Yaki y YuKa ; Nono el pequeño robot y Ulises 31; Dragones y Mazmorras.
Lo que lloramos con amigo Felix cuando vayas o subas al cielo, con el osito y la osa mayor… Recuerdo en mi infancia esos quioscos de antes: Juan y Manuela en la plaza, allí en el mercado; Juan Cané y la Marrurra en la Alameda. Este primer señor Juan allá en la plaza, tenia los espléndidos coquis y los pirulí; la zambomba famosa y en verano nos daba a los chiquillos polos de menta y de anís. Esta Manuela era su competencia. Aunque los chiquillos preferiamos ir a Juan porque nos resultaba más simpático. Grandes chicles bazzoka y cheins.
En los quioscos los chiquillos además comprábamos los famosos paquetitos de soldaditos de plásticos que venían en un paquete de papel y todos en línea. También comprábamos cromos, bombos y los famosos paracaídas. Estos consistía en un señor de plástico con un paracaídas. Los lanzaba y caían como lo que eran. Muchos de ellos , podían apreciar colgados de los cables de la luz. Ya que se quedaban enganchados ¡Qué tiempos aquellos!

En Tarifa recuerdo mi infancia plagadas de anécdotas, de divertirnos por el paseo del Olivar, y de camino saborear unas vinagretas en la boca; de jugar por la chanca, la cual parecía un bosque con toda su fauna de tarifeña. Saltábamos de tejado en tejado recorriendo nuestra muralla desde las azoteas de amigos vecinos; nos metíamos en los nidos de ametralladora, ese cerca del cementerio; otro cerquita encima del instituto o los más alejados allá por la playa. Nos íbamos al puente de la Inglesa o a meternos en el antiguo Túnel, por la caleta a coger murciélagos.
Ya por la calle se olía a tiendas de comestibles, recuerdo la de Pepe Campo, como si fuese uno más de la familia, allá en la calle Luna, si te faltaba algo y no llevabas suficiente dinero, le decías Pepe apúntaselo a mi madre, y si podías arañabas cualquier pastelito de chocolate para abultar un poquitín más la cuenta. Recuerdo, impactante ver las sardinas en arenques metidas en las barricas (ruedas de madera). La tienda de Ines allá en la entrada de la puerta de Jerez; la tienda de Antonia la de los Novios, etc…La tienda de MariAntonia; la del Tecle; Maria Ortega, etc...

Las primeras hamburguesas en tarifa, la de Juan Luís, y muchos jóvenes se acercaban con bolsas de pan duro que se canjeaban gustosamente por una hamburguesita sabrosa y un refresquito gustoso. Naturalmente el pan era para esos estupendos cochinos que criaba. Otra forma de ganarse algunas perrillas era canjear los vidrios de las botellas de cerveza. Por entonces nos daban 5 duros que bien podía servir para echar en alguna maquinita de juegos. Grandes recreativos he conocido yo, como los de Chamorro en la Huerta del rey y los futbolines de los Porretas, aunque después se conoció como los de José. Nuestras madres no querían vernos por allí porque allí estaban habitualmente estos enfermos. Allí jugábamos a máquinas tan famosas como Maten al Humanoide; a la Rana; al comecocos, alas maquinas de petacas y sobretodo al futbolín. Mi pandilla y yo nos reuníamos allí y para jugar alguna bolilla extra más en el futbolín, así que solíamos poner una chaqueta en la portería, con lo cual la bola no entraba del todo. Pero en realidad cuando más gustaba era cuando marcabas un gol desde la barra con el muñeco de atrás concretamente con el portero y eso sonaba Zas y entraba, que divertido.

Somos la generación de las 24 horas; de la famosa pista de Rufino, allá por donde está el mesón Picoteo, el Inmigrante y el Nata; la generación que conoció el barco japonés dando atunes allá en el puerto; la generación que conocimos la feria real en la huerta del Rey y que nos bañábamos en los diques del puerto. Allí recuerdo amigos que se bañaban y estaba totalmente prohibido, de repente aparecía el guarda, que era el abuelo de Fermín Santa Maria; y te chillaba para que se salieran de allí, todo alterado se dirigía hacia ellos. Así que este grupo de chavales al ver el cabreo de este guarda se salieron del agua. Uno de los chicos que quedo rezagado, que muy bien no se había enterado de lo que ocurría, le comento a su amigo del alma: Qué han dicho???, el otro muy pícaro le tomo el pelo, y le contesto: ¡Nada, que podemos darnos un bañito más rapidito y que nos vayamos!. Así que ni corto ni perezoso, este chico se volvió a tirar al agua.(Imaginaros el cabreo tan monumental de este guarda cuando vio por segunda vez a alguien bañándose.

Para divertirnos se hacían guerrillas calle de arriba con calle de abajo, o barriada tal, con barriada pascual. Como armas, esperábamos al Martes de Mercadillo, a eso de las 1 o dos de la tarde íbamos por los bártulos que habían sobrado una vez vendida todos los metros de tela. Concretamente son esos rollos de cartón que tenían las telas que allí se vendían, y nos dábamos cada testarazo con ellos, que era menudo. Guerras de piedras, de globos de agua, etc.

Allí en el mercadillo estaban los famosos tenis o pantes, los RM, que eran unas zapatillas de deportes con un bolsillito en los laterales del zapato. Eran famosas también porque se gastaban muy pronto las suelas de goma y parecía que uno iba andado zambo. Nos pusimos también las zapatillas de esparto, los náuticos para una comunión, pero una de las mejores eran las llamadas popularmente Adidas Caletera, eran esas zapatillas cangrejeras, eran esas zapatillas de plásticos que a modo de esqueleto dejan ver todo el pie. Imprescindible si eras pequeñito o te metías en el agua de la caleta con su fondo de piedra.
Ya por el verano nos podíamos divertir con las grandes bufas. Grandes cámaras de ruedas de camión que utilizábamos como flotadores, también existían las colchonetas esas azules por un lado y roja por abajo, o a la sumo nos divertíamos con cualquier corcho blanco que flotase en la playa chica. Allí en el Rinconcillo, nos tirábamos de distintas piedras, como el Pico de Oro, La Loza, La caja de Muertos...o íbamos nadando hasta la punta del Santo.

Por la tarde íbamos al matiné, a ver Bruce Lee. Cuando pasaba algo bueno en la película, todo el mundo aplaudía, y al final de esta, al salir estaba todo el mundo imitando al karateca dando patadas al aire y haciendo el grito del mono.
Para carnavales tocaba el famoso disfraz del mono azul de trabajo y la careta de plástico. Era el momento idóneo para poder colarse sin edad en algunas de las discotecas de Tarifa, tales como Mediterráneo, con esos cristales, Paradiso; Los Lances o el Balneario.

Aparte de los puestos callejeros que improvisábamos en las puertas de las casas, también se hacían pequeños espectáculos caseros para jugar. Recuerdo allá por la calle carnicería, la Casa del terror, o el Circo. La primera consistía en el patio de una casa todo oscuro, pegarnos sustos a los más pequeños, y con alguna trampilla cayéndote un murciélago de plástico o algo similar. El siguiente, el circo ,consistía en un par de actuaciones, los chiquillos hacíamos cola para ver el gran número de malabarismo, consistente en una persona tumbada en el suelo, flexionando las piernas para que otra persona se pusiera encima y se le propiciara un empujoncito que permitiese volar un poquito. (un gran número. Casi siempre cobraban un durillo por ver estos espectáculos caseros.

Somos la generación donde algunos aprendieron a quererse en la intimidad con catálogos de Venca de ropa interior o con la teta que se le escapó a Sabrina. Somos la generación de España 12 Malta 1, de la apertura de la vaya de Gibraltar de la gran banda de Nico y de la famosa canción de piruletas a pesetas piruletas a real.

Por: Fran Terán

lunes, 5 de octubre de 2009

A LOS DE MI GENERACIÓN


La generación de los años 70 era muy distinta a la de ahora. Hablo de esta porque es la mía y porque la descripción es muy muy atinada... Quién de los que ha nacido en los 70 no se siente identificado con todo esto? He aquí un corta y pega del grupo "generación de los 70
Nosotros no estuvimos en la Guerra Civil, ni en mayo del 68, ni corrimos delante de los grises, no votamos la Constitución y nuestra memoria histórica comienza con las olimpiadas del '92, o aun mejor el mundial de naranjito 82.

Somos la última generación que hemos aprendido a jugar en la calle a las chapas, la peonza, las canicas, la comba, la goma, Pingomango, a Moskimovi no me ha visto, a la botella, al rescate o el bote bote y, a la vez, somos la primera que hemos jugado a videojuegos. Entre otros juegos jugábamos a pasar una pelota por un cable de la luz sin que cayese al suelo. Hacíamos nuestros pequeños carrillos con cajas de cartón.Pasabamos el tiempo elaborando pasos de semana santa chiquititos en cajas de zapatos, con su posterior procesión. Construíamos las famosas escopetas de caña con alfileres, al igual que hacíamos una maquinita de petaca en una tabla, con puntillas. Graciosos eran los tirachinos/as de botella de leche Puleva, con su globo (que latigazos dábamos) Hemos ido a parques de atracciones o visto dibujos animados en color. Los Reyes Magos no siempre nos traían lo que pedíamos, pero oíamos (y seguimos oyendo) que lo hemos tenido todo, a pesar de que los que vinieron después de nosotros sí lo tienen realmente y nadie se lo dice. Se nos ha etiquetado de generación X y tuvimos que tragarnos 'bodrios' como: Reality Bites, Melrose place o Sensación de vivir, que te gustaron en su momento, pero... vuélvelas a ver, verás qué chasco. Somos la generación de Compañeros, de Al salir de clase...Lloramos con la muerte de Chanquete, con la leche de madre de Marco que no aparecía, con las putaditas de la Señorita Rottenmayer. Crecimos con V, con el Alcón callejero, con el coche fantástico y el super héroe Americano Somos una generación que hemos visto a Maradona hacer campaña contra la droga, que durante un tiempo tuvimos al baloncesto como el primero de los deportes (Gracias Chicho!). Hemos vestido vaqueros de campana, de pitillo, de pata de elefante y con la costura torcida; nos pusimos bombers sin miedo a parecer skin heads. Nuestro primer chándal era azul marino con franjas blancas en la manga y nuestras primeras zapatillas de marca las tuvimos pasados los 10 años (Esas J'hayber!). Entramos al colegio cuando el 1 de noviembre era el día de Todos los Santos y no Halloween, cuando todavía se podía repetir curso. Fuimos los últimos en hacer BUP y COU. Hemos sido las cobayas en el programa educativo, somos los primeros en incorporarnos a trabajar a través de una ETT y a los que menos les cuesta tirarnos del trabajo... Siempre nos recuerdan acontecimientos de antes que naciéramos, como si no hubiéramos vivido nada histórico. Nosotros hemos aprendido lo que era el terrorismo contando chistes de Irene Villa, vimos caer el muro de Berlín y a Boris Yeltsin borracho tocarle el culo a una secretaria; los de nuestra generación fueron a la guerra (Bosnia, etc.) cosa que nuestros padres no hicieron; gritamos OTAN no! bases fuera!, sin saber muy bien qué significaba y nos enteramos de golpe un 11 de septiembre. Aprendimos a programar el vídeo antes que nadie, jugamos con el Spectrum (lo que tardaba un juego en cargar, con ese pitito), odiamos a Bill Gates, vimos los primeros móviles y creímos que Internet sería un mundo libre. Somos la generación de Espinete, Don Pimpón y Chema 'el panadero '.Los q recordamos a Enrique del Pozo cantando con ganas abuelito dime tú... Los mundos de Yupi y las pesetas rubias con la jeta de Franco en algunas de ellas. Nos emocionamos con Superman, ET, los Goonies o En busca del Arca Perdida, Con Bruce Lee, Gozila; Los del bocata de chorizo y mortadela; los del bocata de manteca tulipan (que pechá de bocadillos) y también Phosquitos, los Tigretones eran lo mejor, aunque aquello que empezaba (algo llamado Bollycao) no estaba del todo mal. Somos la generación de Oliver y Benji... La generación que se cansó de ver las mamá chicho. La generación a la que le entra la risa floja cada vez que tratan de vendernos que España es favorita para un mundial. La última generación que veía a su padre poner la baca del coche hasta el culo de maletas para ir de vacaciones.. La verdad es que no sé cómo hemos podido sobrevivir a nuestra infancia!!!! Mirando atrás es difícil creer que estemos vivos en la España de antes: Nosotros viajábamos en coches sin cinturones de seguridad traseros, sin sillitas especiales y sin air-bags, hacíamos viajes de más de 3h sin descanso con cinco personas apretujadas en el coche y no sufríamos el síndrome de la clase turista. No tuvimos puertas con protecciones, armarios o frascos de medicinas con tapa a prueba de niños. Andábamos en bicicleta sin casco, ni protectores para rodillas ni codos, le poníamos una botella vacía de plástico en la rueda de atrás y parecía una moto. Los columpios eran de metal y con esquinas en pico. Salíamos de casa por la mañana, jugábamos todo el día y solo volvíamos cuando se encendían las luces. No había móviles. Nos rompíamos los huesos y los dientes y no había ninguna ley para castigar a los culpables. Nos abríamos la cabeza jugando a guerras de piedras y no pasaba nada, eran cosas de niños y se curaban con mercromina (roja) y unos puntos y al día siguiente todos contentos. Íbamos a clase cargados de libros y cuadernos, todo metido en una mochila que, rara vez, tenía refuerzo para los hombros y, mucho menos, ruedas!!! Comíamos dulces y bebíamos refrescos, pero no éramos obesos. Si acaso alguno era gordo y punto. Estábamos siempre al aire libre, corriendo y jugando. Saltabamos al cementerio, paseábamos por el Olivar y construíamos nuestras casetas de madera. Compartimos botellas de refrescos y nadie se contagió de nada. Sólo nos contagiábamos los piojos en el cole. Cosa que nuestras madres arreglaban lavándonos la cabeza con vinagre caliente (o los más afortunados con Orión). Y ligábamos con los niñ@s jugando a beso, verdad y atrevimiento o al conejo de la suerte, no en un Chat. Éramos responsables de nuestras acciones y arreábamos con las consecuencias. Sabías que se rifaba una hostia si vacilabas a un mayor. No había nadie para resolver eso. La idea de un padre protegiéndonos, si trasgredíamos alguna ley, era inadmisible, si acaso nos soltaba un guantazo o un zapatillazo y te callabas. Tuvimos libertad, fracaso, respeto, éxito y responsabilidad, y aprendimos a crecer con todo ello. Eres tú uno de ellos?? ¡Enhorabuena! Un saludo a todos! Cuidaos y que os vaya bien!!Saludos".

viernes, 2 de octubre de 2009

El niño y la Historia del Arte 9. Brueghel






Hoy os propongo cuadro maravilloso para que reflexionemos sobre lo que se ha perdido en las ciudades: los grupos de niños jugando en las calles...
Está tomado de un excelente Blog de Miriam:
http://mvg.espacioblog.com/post/2008/12/13/el-nino-y-historia-del-arte-9-brueghel

Juegos de niños de Pieter Brueghel (1560)

¿Qué vemos? Cientos de niños están entregados a todo tipo de diversiones, cada grupo enfrascado en su actividad (no perdáis ni medio detalle, merece la pena). Los estudiosos de costumbres populares y étnicas han llegado a identificar al menos ochenta y cuatro juegos diferentes, de los cuales muchos siguen hoy en día vigentes en muchos países: la gallina ciega, la cucaña, la peonza, etc.

Se ignora cuál es el significado del cuadro. Algunos suponen que pudiera ser una alegoría de la infancia, o tal vez parte de una serie sobre las diversiones del ser humano, pero es difícil asegurarlo.